top of page

El primer duelo entre MLB y Pericos de Puebla

Actualizado: 2 abr

Quinto Bat

Por Edgar Pérez H.


Justamente hace 60 años, fue la primera vez que los Pericos de Puebla se enfrentaron a un equipo de Grandes Ligas. Hace unas entregas de esta columna, platicábamos la ocasión que Pericos jugó contra los Rojos de Cincinnati en Puebla, en el mítico Estadio Olímpico Ignacio Zaragoza en 1965, sin embargo, esa no fue la primera vez que la novena poblana jugó contra un equipo de MLB. En la pretemporada de 1964, Pericos era el campeón vigente, tal como lo es ahora. Los emplumados sostuvieron varios juegos contra Poza Rica en diferentes localidades, además de jugar contra selecciones locales. Cómo parte de la pretemporada, la novena de Tony Castaño fue invitada a jugar un torneo en Villahermosa, Tabasco, junto con la novena local, los Tigres Capitalinos y los Rojos de Cincinnati, los mismos Reds que, un año después visitarían Puebla.




Fue un 20 de marzo de 1964 cuando Pericos se midió a los Reds en Tabasco. Se inauguró el alumbrado del Estadio que, previamente fue inaugurado el 27 de febrero de ese mismo año y, la primera bola la lanzó el entonces gobernador de Tabasco, Carlos Madrazo. Los emplumados doblegaron 2-1 a los norteamericanos en 10 entradas. Está victoria significó, el primer triunfo de un equipo de provincia sobre uno de Grandes Ligas, un hecho histórico. 



Cincinnati tomó ventaja en el encuentro en la quinta entrada, gracias a Vada Pinson, pelotero que jugó 18 años en MLB. Sin embargo, Pericos empató en la octava entrada con sencillo productor del boricua Rafael Alomar, mientras que, para la décima entrada, el binomio Camacho se hizo presente, primero con doblete de Ronnie Camacho y posteriormente con sencillo productor de Moi Camacho, esto le dió el triunfo a Pericos sobre Cincinnati.



En el pitcheo, Mauro Ruiz abrió el juego y tiró siete entradas, aceptó siete hits y una carrera, ponchó cinco enemigos. Fue relevado por Juan Suby, tirando tres entradas en blanco, apuntandose el triunfo. Por Reds, abrió el juego Joe Nuxhall y fue relevado por Bill Henry y Al Worthington, este último fue quien permitió las dos carreras de Pericos.




Las crónicas relatan que el estadio estaba totalmente lleno y que el triunfo poblano levantó a los aficionados de sus butacas e invadieron el campo para sacar en hombros a los jugadores emplumados después de este gran triunfo.


El siguiente juego de Pericos en tierras tabasqueñas era ante Tigres, pero una fuerte lluvia impidió que se llevara a cabo, sin embargo, la novena poblana había dejado un gran sabor de boca, a tal grado que, el Gobernador de Tabasco, convenció al entonces propietario del equipo, Rodolfo Budib, para que Pericos jugara el partido pendiente ante Tigres, Puebla en un principio no quería porque el inicio de la campaña estaba muy cercano y la novena campeona tenía que viajar a Reynosa, pero el mandatario de Tabasco ofreció transportación especial para el equipo, con tal de ver jugar de nueva cuenta a los emplumados.


Por cierto, en ese mismo 1964, Tigres y Diablos recibieron en el Parque del Seguro Social a los Dodgers de Los Ángeles, monarca en ese entonces de la MLB. Los Dodgers debieron visitar Puebla, porque la Directiva de Pericos tenía un acuerdo con Tigres y Diablos, sin embargo, no se respetó tal acuerdo, por tal motivo al siguiente año, se logró que Cincinnati visitara Puebla, con sus estrellas Pete Rose y Frank Robinson.

1574 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page