top of page

HABLEMOS DE MANAGERS

Actualizado: 20 feb

Bateando .300

Por Miguel Ángel Byrd


Bateando trivias: ¿Qué equipo tiene el record de más juegos perdidos (104) en una temporada en LMB?

Respuesta al final de la columna


Los hay en estilos muy diferentes. 


Están los de sangre fría y los de sangre caliente; los apasionados, los tranquilos, los muy conocedores pero soberbios y los “buena onda” que siempre defienden a sus jugadores ante cualquier circunstancia.





Muchas veces creemos que los managers deben demostrar su capacidad mandando jugadas una tras otra hasta que alguna sale y pensamos: ese es un buen manager. Pero cuando no salen las jugadas como se espera, también pensamos: ese manager no sabe por que no salen sus jugadas que manda.


La realidad es que la mejor jugada que se puede mandar es la que sale, o al menos eso pensaba Joe Torre ganador de cinco series mundiales. Dirigir un juego como el béisbol pareciera ser más una situación de instinto basado en experiencia y quizá algo de fortuna diría Billy Beane.


Lo hecho por Ozzie Guillén en la pasada Serie del Caribe inevitablemente nos hace recordar lo ocurrido en la Serie Mundial del 2005 donde el venezolano ganó fácilmente en cuatro juegos el Clásico de Otoño dirigiendo a los Medias Blancas de Chicago sobre los Astros de Houston.

El carácter y personalidad de Guillén son notorios en el dug out. Un tipo expresivo, de semblante apasionado, que vive cada pitcheo al máximo, explosivo también, pero eso es lo que lo ha hecho triunfar en tan importantes eventos internacionales?


Alguna vez Ozzie me comentó: yo jamás me voy a quedar callado, ni para bien ni para mal.

Recuerdo haber charlado con el venezolano en su estancia con los Pericos de Puebla en los años 2016 y 2017 cuando el entonces dueño del equipo poblano Gerardo Benavides Pape se lució contratando como instructores a gente como Dusty Baker, Leo Mazzone, Guillén y varios más.


Lo que puedo percibir de Ozzie al conocerlo, es que es un tipo de lo más agradable. Carismático, muy inteligente, que responde a la menor provocación y deja las cosas claras, con conocimiento enorme de cada situación del juego y siempre terminando sus conversaciones con una anécdota de su vida en el béisbol.


Guillén se convirtió en el segundo manager en la historia en ganar una Serie Mundial y una Serie del Caribe.



El primero fue Tom Lasorda, quien lo logró en 1973 con los Tigres de Licey y en 1981 y 1988 con los Dodgers de Los Ángeles.


Saludos amigos!


Respuesta trivia: Tigres Capitalinos


Bateando frases: “Pensar! ¿Cómo puedes pensar y batear al mismo tiempo…? Yogi Berra.




94 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page