top of page

PAPÁ MÉXICO


Bateando .300

Por Miguel Ángel Byrd


Bateando trivias: ¿Qué pitcher fue el primero en ganar tres juegos en una Serie Final de LMB?

Respuesta al final de la columna

PAPÁ MÉXICO

Luego de la paliza que le propinó México a Estados Unidos en el segundo juego del Grupo C en el Cásico Mundial de Béisbol, me queda claro que hay un dominio muy evidente en competencias de alto nivel sobre los norteamericanos, pero que no por ello, nos ha permitido sobre salir de mejor manera en estas competencias.

Por muchas razones cualquier triunfo de los mexicanos sobre los vecinos del norte es festejado, gozado con algarabía de triunfo, con una satisfacción especial que nos hace pensar que les ganamos a los más fuertes, a los más poderosos, a los rivales que odiamos, es el equipo que nos cae “gordo”.

Los dos home runs de Joey Meneses en la jornada del domingo que le dieron el triunfo a México de forma clara 11 carreras a 5 sobre el gran favorito Estados Unidos, nos hicieron sentir en la “gloria”. No podemos hacer menos una victoria como ésta de ninguna manera, es un triunfo enorme, meritorio y que se debe festejar, sin embargo cuenta en este campeonato para solo una victoria.


En ediciones anteriores se la ha ganado a Estados Unidos pero ha servido de muy poco. Realmente ha funcionado más como un premio de consolación de este llamado Clásico Mundial de Béisbol.

El hecho de vencer al país de las barras y las estrellas, solo ha sido como una especie de “travesura” que nos hace sentirnos contentos pero no significa ni que seamos mejores que ellos, ni tampoco nos ha empujado a llegar más lejos que ellos.

México ha ganado 3 de los 4 juegos que ha disputado ante Estados Unidos en la historia del Clásico Mundial de Beisbol.

En 2006 en la primera ronda nos ganó Estados Unidos 2-0 con una actuación memorable de Jake Peavy venciendo a uno de nuestros caballos de aquel entonces Rodrigo López. En ese mismo torneo en la segunda ronda ganó México 2-1 con una inolvidable labor del zurdo Óliver Pérez venciendo al siete veces ganador del Cy Young Roger Clemens. Sin embargo en ese juego ya estábamos eliminados, y ese triunfo tan festejado solo sirvió para dejar fuera al odiado rival.

Para 2013 en la primera ronda ganó México 5-2, lo que nos hacía soñar con una enorme actuación de aquel clásico que a final de cuentas terminó ganando República Dominicana de forma invicta.

Ahora en el arranque de este clásico, nuevamente nos “engallamos” con los estadounidenses luego de una dolorosa derrota ante Colombia en el juego de apertura donde el equipo tricolor perdió por 5 a 4 en diez entradas.


RANDY Y JOEY

Particularmente estoy maravillado con dos peloteros de México en los primeros juegos del Clásico Mundial: Randy Arozarena y Joey Meneses.

El “vaquero” Arozarena famoso desde hace varios años por usar sus botas vaqueras antes de los juegos me llena el ojo. Su nivel es extraordinario, pero la garra, la alegría con la que juega pelota es algo que no recuerdo en la época reciente con algún jugador mexicano. Tremendo bateador, gran jardinero, buena persona en el club house y una conexión con la gente que lo hace ver como un ídolo de esos que se recordarán mucho tiempo.


En el caso de Joey Meneses es el más claro ejemplo de alguien que nunca sabe darse por vencido. Con prácticamente una década esperando una oportunidad para llegar a las grandes ligas, esta llegó en el 2022 con los Nacionales de Washington donde dejó un grato sabor de boca y estará formando parte de la reconstrucción del equipo capitalino como uno de los bateadores de poder importantes de la franquicia en 2023.

Meneses lleva mucho tiempo brillando en la Liga Mexicana del Pacífico, pero es admirable como nunca tiró la toalla, no dejó la posibilidad de llegar a la gran carpa y hoy en día, es el jonronero de moda en México.

Sigamos felices por el triunfo mexicano sobre Estados Unidos, pero el verdadero reto es pasar a la siguiente fase y avanzar a la máxima instancia posible de esta quinta edición del Clásico Mundial de Béisbol.

Que no sea solo un premio de consolación haberle ganado a los vecinos del norte.

Saludos amigos!


Respuesta trivia: MartínDihigo.

Bateando frases: “No es tan difícil jugar bien de vez en cuando, Lo duro es jugar bien todos los días…” Willie Mays



1 visualización0 comentarios

Comentarios


bottom of page