Primera base de lujo

Primera base de lujo

  • A lo largo de su carrera, Wilin Rosario ha cubierto la primera base y la receptoría en las mejores Ligas.
  • Hoy se cumplen 25 años de la proeza de Gerardo «La Polvorita» Sánchez, coach de los emplumados.

Puebla, Pue. 21 de abril de 2021.- A 21 días del inicio de pretemporada, los Pericos de Puebla, bajo el mando de Carlos «La Chispa» Gastélum, continúan sus entrenamientos, preparándose de la mejor forma para encarar la Temporada 2021.

Para esta campaña la primera colchoneta estará cubierta por el dominicano, ex Rockie de Colorado, Wilin Rosario. A lo largo de su carrera, ha cubierto la inicial y la receptoría, en las mejores Ligas del orbe. Principalmente en la Liga de Corea jugó la primera colchoneta, en sus dos años de estadía pegó más de 70 jonrones.  En invierno también ha desempeñado ambas posiciones con los Gigantes de Cibao y las Águilas Cibaeñas.

Además de Rosario, en el roster aparecen los nombres de Miguel Guzmán y Antonio Lamas, peloteros versátiles, ambos con experiencia en esa posición. En el pasado invierno, Miguel Guzmán tuvo actividad en la primera base.

DÍA HISTÓRICO

Un 21 de abril de 1996, Gerardo «Polvorita» Sánchez, coach de bateo de los Pericos de Puebla, se convirtió en el vigente «Caballo de Hierro» de la Liga Mexicana de Béisbol, al disputar su juego 1,667 consecutivo, superando la marca de Rolando Camarero.

Gerardo Sánchez, quien es miembro del Salón de la Fama, destacó: «Me siento feliz de recordarlo, fue un gran momento en mi carrera. Ese récord me llamó la atención desde que tenía como 800 juegos seguidos y seguí hasta donde pude».

La racha de juegos llegó a su fin, por una situación fuera de sus manos: «Perdí la racha en un día de mal tiempo en que iba a volar de Villahermosa a la Ciudad de México, pero quedé contento porque siempre di mi máximo esfuerzo».

La Directiva del Club Pericos de Puebla, felicita a su coach, el inmortal, Gerardo «La Polvorita» Sánchez, por un aniversario más de la proeza realizada.

#NIDOVERDE

Pericos regresó en el 2010 con sed de revancha, le dio continuidad al trabajo de Alfonso “Houston” Jiménez y esto dio dividendos positivos. De inicio los emplumados registraron la mejor marca de la LMB con 66-39. En el rol regular llegaron a tener una racha de 13 triunfos consecutivos, esto fue al inicio del calendario y llegaron a ostentar record de 19-3.